¡LAS CHUCHES NO SON UNA COMIDA!

¿ES IMPORTANTE UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE DESDE QUE SON PEQUEÑOS?, ¿CUÁNTAS COMIDAS AL DÍA SON NECESARIAS?, ¿QUÉ PUEDO HACER PARA EVITAR QUE COMAN TANTAS CHUCHES?

Chuches

Comer de forma equilibrada y adecuada a cada edad y hacer el ejercicio conveniente constituyen una base estupenda para crecer de forma saludable.  Y aunque a casi todos los niños les gustan las distintas chucherías y golosinas, no podemos olvidar que aportan una gran cantidad de calorías y muchas grasas saturadas, colorantes, azúcar, sal y diversos aditivos, y que además generan cierta dependencia que en ocasiones es difícil de eliminar… por lo que es aconsejable tomarlas excepcionalmente y tratarlas como un alimento ocasional.

De este modo evitaremos además muchos problemas dentales, posibles casos de obesidad por las “calorías vacías”, acidez en el estómago y otras muchas situaciones no deseadas.

En algunas chucherías se indica que contienen alimentos como la leche, pero esta viene acompañada de cantidades importantes de azúcar y grasa y disminuyen el apetito para las comidas que el niño realmente necesita.

Cuando los niños nos “pidan chuches” podemos:

  1.   Fijar alguna fecha señalada o momentos especiales para  “ comer chuches”,  aunque no es muy recomendable que se utilicen como premio.
  2. Realizar una buena higiene dental tras tomar golosinas, pues los azúcares que contienen aumentan mucho el riesgo de sufrir caries.
  3. Tener en cuenta que las chucherías en casa a disposición de los niños no son recomendables, ni aceptarlas de desconocidos; además, se ha de dar ejemplo no comiéndolas los propios adultos.

 “COMER SANO Y COMER VARIADO”

Los especialistas en nutrición suelen coincidir en la importancia de comer cinco veces al día, siendo el desayuno la comida más importante para tener la energía que los niños necesitan:

  •  La importancia del desayuno
  •  El almuerzo, comida complementaria
  •  La hora de la comida
  • La merienda, hábito alimenticio muy recomendable
  • La cena, un momento de encuentro

CONSEJOS:

  1. Es bueno que llevemos a los niños a la compra para que vean los distintos alimentos, se familiaricen con ellos y vean cómo los seleccionamos, sepan cuándo los vamos a comer…
  2. Los niños pueden ser unos estupendos ayudantes en la cocina, se pueden motivar mucho sabiendo que todos podrán disfrutar después de aquella comida que han ayudado a preparar. Un delantal y un gorro serán los complementos perfectos para “nuestros cocineros más jóvenes”.
  3.  Fomentar la autonomía, dejándoles que pongan la mesa  y se sirvan.
  4.  Dejarles que imaginen cómo presentar los platos (mejor en un plato grande pues parece que hay menos comida), haciendo caritas y dibujos con la propia comida.
  5.  Hacerles saber que los buenos alimentos les ayudan a crecer. “Si comen crecen, si no, no”.  Esto les hace pensar y contribuye a eliminar algunas barreras.
  6. Dar ejemplo. Los niños ven lo que comemos e incorporan como algo propio aquello que nosotros mismos aceptamos o rechazamos.
  7. No fomentar dramas a la hora de la comidas, actuando con serenidad, ciertas dosis de firmeza y con mucha paciencia. Comer no debe ser un martirio.
  8. Dar tiempo para adaptarse a los cambios, a los nuevos alimentos, y educando el gusto alimenticio. “La comida es para todos y todos también disfrutan de ella”.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en ALIMENTACIÓN, AUTOCONTROL, CONDUCTA, ESCUELA DE PADRES, FAMILIA, INFANCIA y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s