EDUCAR LA RESPONSABILIDAD DESDE LA INFANCIA, UN VALOR A TENER EN CUENTA

¿Es demasiado responsable para su edad?

A veces nos encontramos con niños que, desde las edades más tempranas, muestran altos grados de responsabilidad o asumen compromisos que están muy por encima de los años que tienen. El carácter, la genética y la educación familiar determinan esta actitud en gran medida, bien para frenarla, bien para fomentarla.

libros-01-Bueno

Aunque el porcentaje no es muy alto, existen niños que nunca se ensucian, se comen todo sin protestar, se preocupan de hacer todos los deberes, se van a dormir cuando llega la hora sin distraerse… en definitiva, son “adultos pequeñitos”. Estos hechos, aunque son extraños, no deben preocuparnos, el problema viene cuando el niño no posee o quizá sí, pero de manera muy escasa, tolerancia a la frustración y desea que todo le salga perfecto y “a la primera”. En estos casos, debemos analizarnos nosotros mismos, puede que nuestro nivel de exigencia sea muy alto y ellos, para no decepcionarnos y complacernos, cumplan lo que les decimos entregándose por completo, como si estuvieran haciendo lo más importante de su vida.

Los niños “demasiado responsables”:

  1. No aceptan ayuda y todo lo quieren hacer ellos solos
  2. Se preocupan de sus hermanos pequeños como si fueran sus padres
  3. Son responsables de sus cosas, están siempre limpios y son siempre “niños modelo” en el colegio
  4. Se relacionan mejor con niños más mayores o adultos que con los de su edad

Es importante demostrarles que nuestro amor hacia ellos no está sujeto a condiciones ( las muestras de cariño son imprescindibles: abrazos, besos, caricias) , reír juntos, equivocarnos delante de ellos y explicarles que hemos cometido un error y “no pasa nada”, jugar mucho y ser espontáneos. Si hoy nos vamos a dormir un poquito más tarde porque se nos ha pasado la hora, no nos enfadaremos.., si se nos ha olvidado hacer un trabajo del cole , mañana mamá o papá se lo dirán a la profesora para poder entregarlo otro día… Es importante enseñarles a diferenciar qué deben hacer y hasta dónde deben llegar, pues lo que están buscando con este comportamiento, en la mayoría de los casos, es “complacernos” pensando que así conseguirán nuestro cariño y aceptación.

Siguiendo el libro “Valores para la Convivencia”(Parramón Ediciones) encontramos los mensajes de los niños “demasiado responsables”:

  • “Sí, lo he hecho yo”
  • “Lo he hecho lo mejor que he sabido”
  • “Me preocupa haberte causado esta molestia”
  • “Estoy a tu disposición, soy el responsable”
  • “Por favor, debo hacerlo yo, pues me comprometí a ello”
Anuncios
Esta entrada fue publicada en AUTOCONCEPTO, AUTOESTIMA, CONDUCTA, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN EMOCIONAL, EMOCIONES, HABILIDADES SOCIALES, INFANCIA, PENSAMIENTO POSITIVO, SOCIALIZACIÓN, VALORES y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s