MI PEQUEÑO UNIVERSO. “Trabajo reparador”

Hola, soy David, tengo una nueva historia que contaros. La profesora Lola nos ha dicho que es muy importante saber “arreglar las cosas que estropeamos o hemos hecho mal”. Por ejemplo, nos ha dicho que en casa cuando nos desvistamos y dejemos la ropa tirada y arrugada por la habitación, mamá o papá nos indicarán cómo “reparar esto” y recogeremos en un momentito los pantalones o la falda y el jersey para dejarlos dobladitos y colocados en el armario.

En clase, Carlota hoy ha tirado las cajas de pinturas de la estantería. Estaba muy enfadada porque una compañera  no le dejaba colorear una flor en violeta (que es su color preferido) y lanzó todas las cajas al suelo… ¡había pinturas por toda la clase! La profesora Lola le ha dicho que es importante aprender a “reparar los daños causados” con trabajo. Primero Carlota se ha relajado un ratito en el rincón de pensar y después han hablado las tres (la profe, Carlota y la compañera que no le había prestado la pintura), y han decidido realizar un “trabajo reparador” muy breve pero muy efectivo, porque la clase ha quedado limpia en cinco minutos.

EL TRABAJO REPARADOR, ¿cómo actuar?:

1.- Carlota deberá reparar el daño que ha causado.

2.- Primero estará un ratito en el rincón de pensar y después la profesora Lola hablará con ella y con la compañera implicada en el incidente de manera TRANQUILA Y SOSEGADA.

3.- Las pinturas serán recogidas en un tiempo breve.

4.- La profesora Lola reforzará positivamente la buena disposición a la hora de realizar el trabajo reparador.

5.-  Carlota se sentirá satisfecha de su conducta, el problema está resuelto.

Para tener en cuenta:

  • Cuando decidamos que el niño o la niña debe realizar un “trabajo reparador”, elegiremos situaciones que impliquen conductas positivas que a su vez sirvan de utilidad para el proceso de aprendizaje.
  • Esta técnica será aprovechable si el niño o la niña incorpora la conducta a sus hábitos de actuación y la interioriza.
  •  Si llegamos a tiempo, podemos avisar al niño o a la niña de lo que sucederá antes de que “cause el daño”, así podrá decidir si sigue así adelante con su acción.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en AUTOESTIMA, AUTONOMIA, CONDUCTA y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s