MI PEQUEÑO UNIVERSO. Relajación cara, nariz y mandíbula

Hola chicas y chicos, soy David. Volvemos a relajarnos ahora que viene el verano y el calorcito; esta vez aprenderemos a destensar “los músculos de la cara, la nariz y la mandíbula”. La profe Lola nos ha explicado que la mandíbula es  un hueso plano con forma de herradura situado en la parte inferior y anterior de la cara. Tiene unos agujeritos por donde nacen las raíces de los dientes. Por otra parte, la nariz es un órgano importante por muchas razones: Permite respirar, oler,  es la puerta de entrada hacia el sistema respiratorio…y además tiene dos agujeros largos e iguales que se llaman orificios nasales y están separados por el tabique nasal. La nariz posee unos pelitos protectores por la parte de dentro que atrapan el polvo irritante, entonces se produce el estornudo y esas partículas salen volando a gran velocidad. Hoy vamos a hacer  unos ejercicios que  sirven para relajar la cara, la nariz y la mandíbula…

Para nariz y la cara:

Estás tranquilamente tumbado en la hierba, con las manos debajo de tus piernas, mirando las nubes blancas en el cielo azul del verano cuando de repente oyes un zumbidito ¡plas!, una mosca pesada se pone justo en la punta de tu nariz. Decides jugar a espantarla sin usar las manos, así que empiezas a mover la nariz de un lado a otro, arrugándola, bajando el labio superior, y en con un rápido movimiento hacia un lado la mosca sale volando, ¡muy bien! Vuelves a mirar el cielo, las nubes se mueven muy despacito, sientes mucha paz y tranquilidad. Pero vuelve el ruido de la mosca, se acerca, y arrugas muy fuerte tu nariz… la mosca se da cuenta y frena en el aire yendo a posarse en tu frente… y tú arrugas la frente, subes las cejas, abres mucho los ojos, los cierras a tope a continuación, abres la boca, hinchas los mofletes, vuelves a cerrar los ojos y después subes todo lo que puedes las cejas… hasta que al final la mosca se va porque considera que tu cara es un sitio muy movido. Y al irse tú sientes cómo se relaja tu cara,  cómo se van todas las arrugas que has formado y vuelves a mirar tranquilamente el cielo. 

Para la mandíbula:

Vamos a imaginar que vas andando por la calle y al meterte la mano en el bolsillo encuentras aquel chicle tan grandote que te compraste la última vez que te pusiste ese pantalón, hace un montón de tiempo. Le quitas el envoltorio, abres mucho la boca para comer  todo el chicle  entero y empiezas a morderlo; pero ¡qué mal se mastica, está durísimo! Deja descansar la mandíbula e inténtalo de nuevo, mordiendo despacio pero cada vez  más fuerte hasta que consigues que tus dientes vayan haciendo agujeros en el chicle. Descansa otra vez antes de volver a morder fuerte, mas fuerte… ya hemos partido el chicle y está más blandito, así que nos relajamos, lo hemos hecho estupendamente y nos quedamos muy tranquilos. 

La profesora Lola dice que con este ejercicio aliviaremos tensiones en nuestro rostro, especialmente aquellos que se producen cuando nos sentimos nerviosos. La nariz “se arruga” si sentimos “ansiedad”, la mandíbula “se encaja”…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ESQUEMA CORPORAL, RELAJACIÓN y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s