MI NUEVO PAPEL DE MADRASTRA Y SU NUEVO PAPEL DE PADRASTRO… ¿QUÉ REGLAS DEBEMOS CONOCER EN ESTE COMPLICADO JUEGO REPLETO DE ENREDOS PSICOLÓGICOS? (2ª Parte)

3.-Intenta no estar “demasiado” presente.

“Tú no eres mi mamá para mandarme” (Si no quieres contestaciones como ésta, limítate al lugar que te corresponde).

Madrastra Blancanieves

La madrastra, muchas veces deseando agradar, se quiere enterar de todo lo que afecta y preocupa a los hijos de su pareja. Julia, de 10 años, nos dice:

“Con mi papá y mi mamá me relaciono de manera distinta. Con mi mamá hago muchos cariñitos y nos damos besos… pero con mi papá es diferente, porque están mis otros hermanos y su nueva mujer. Ella no me cae bien porque es pesada conmigo, yo no he dicho nada a mi papá ni tampoco a ella”.

Para ganarte la confianza de los hijos de tu pareja, no puedes interferir en la comunicación entre ellos y su padre, pues ellos querrán compartir momentos a solas y contarse lo que les preocupa. Será tu pareja quien irá preparando poco a poco a sus hijos para que te acepten y ganes su confianza. Tampoco debes cambiar hábitos, horarios o querer que los niños sigan tus normas… tienes que colaborar adaptándote a las costumbres familiares y si algo no te gusta irlo cambiando, pero muy poco a poco.

Hasta que el tiempo lo permita, será el padre biológico quien se encargará de la educación de sus hijos. Tú como madrastra estarás al margen porque: 

– los niños tienen ciertas costumbres y con este nuevo cambio en sus vidas deben mantenerlas para no desorientarse aún más.

– para organizar a los hijos de tu pareja necesitas que te conozcan y se refuercen vuestros vínculos emocionales.

– tu pareja tiene que cambiar sus criterios y estructurar una nueva vida en la que aporte cariño y eduque a sus hijos como lo hacía antes.

4.-Conflictos entre papás y padrastros.

“No eres mi papá, ¡cállate!” (Si no quieres contestaciones como ésta, no intentes competir con su padre).

Una de las situaciones conflictivas entre padres-padrastros es la organización de actividades educativas para los hijos. Los niños saben perfectamente quién es el padre y quién es el padrastro y cuáles son sus cometidos. Si el padre biológico mantiene una relación estable y organizada con sus hijos, las actividades en las que participa el padrastro no tienen por que interferir. Este último tendrá muy claro que los niños jamás van a aceptar que compita con su verdadero padre, en especial cuando el vínculo padres-hijos es bueno y sólido. No intentará, por tanto, dar órdenes ni mandar en ellos. Sin embargo, es frecuente que cometa un pequeño error, pues el deseo de aceptación por parte de los hijos de su pareja es intenso y le lleva a mimarlos en exceso y regalarles demasiadas cosas. Así no encontrará ninguna respuesta favorable, más bien la contraria.

Otro conflicto es el que se produce si obligamos a los niños a elegir entre uno u otro: “¿Quieres ir al cine con papá o venirte a pasar el fin de semana con nosotros a la casa de campo de mi nuevo amigo Pedro?”. Este tipo de preguntas pueden producir gran daño emocional en el niño. Se debe decidir antes quién participa en cada momento de la vida de los niños, pero si ellos eligen realizar alguna actividad con el padrastro, el padre no debe sentirse traicionado pues existen hombres que están acostumbrados a tratar con niños y saben ganarse su simpatía en poco tiempo pues son amables, simpáticos, toleran recelos…, no obstante se deben repartir bien las responsabilidades.

Otro momento conflictivo surge cuando obligamos a los niños a relacionarse de igual manera con el papá y el padrastro. Ellos son los que escogerán cómo actuar y qué hacer con cada uno de ellos… el tiempo pondrá a cada uno en su lugar.

5.-“La nueva mujer de mi papá”, “el nuevo amigo de mi mamá”. Actuales figuras que aparecen en la vida de tus hijos.

Susana y Silvia (11 años), estudiantes de E. Primaria, son hijas de parejas separadas. El término madrastra casi lo desconocen. Susana y Silvia han vivido de manera diferente las relaciones de sus padres y de sus nuevas parejas. Susana siente que su nueva familia no ha cambiado su vida y no ha tenido problemas de convivencia en las dos casas que frecuenta; pero Silvia no se ha adaptado a la nueva familia de su padre.

La relación con madrastras y padrastros es compleja, pues, en realidad, lo que los niños quieren es mantener a sus padres biológicos unidos incluso cuando se hayan separado, quieren volver a reconstruir su familia y en las nuevas parejas de sus padres encuentran los obstáculos que se lo impiden.

Silvia sigue diciendo:”Yo sabía que mis padres no volverían a estar juntos cuando conocí a la nueva mujer de mi padre”, pero tampoco se acostumbra a ver a su madre emparejada: “No aguanto al amigo de mamá. Lo de papá es distinto, él no vive conmigo pero mamá sí y antes hacíamos todo las dos juntas”.

Los vínculos que se establecen en las nuevas familias son diferentes. Gustavo, de 7 años, llama a su padrastro “tío” pero su hermano mayor Andrés, sólo lo llama por su nombre. 

La competencia entre la nueva mujer del padre y su hija puede ser muy dura. La madrastra debe utilizar el sentido común, adaptarse al mundo de los niños, tener paciencia, comprender y no invadir el terreno de la madre biológica.

6.-Padrastros y madrastras… ¿Nuevos amigos de nuestros hijos…?, ¿cómo será la convivencia con los hijos de mi pareja?

Cuando la madrastra y el padrastro conviven con los hijos de su pareja suele disminuir la tensión, pues la figura del padre o de la madre biológicos no están presentes y se funciona como una familia “normal”. Los niños sólo piden una actitud amiga, respeto y reconocimiento…, a veces una caricia y un beso.

Independientemente de lo complejo que puede llegar a ser una segunda familia, cada vez existen más parejas que apoyan esta estructura y opinan que los niños deben expresar libremente lo que sienten y actuar de acuerdo a sus sentimientos, sin forzarlos…, así, poco a poco, incluirán a las nuevas personas que van apareciendo en sus vidas.

Vivir con los hijos de tu pareja

Para evitar disgustos:

-Nunca hay que cometer el error de querer suplantar al padre o a la madre biológicos.

-Debemos comprender las costumbres de los niños y no querer imponer las nuestras, aunque tampoco debemos permitir que lo hagan ellos; es cuestión de tacto.

-Es importante hacerles ver nuestra disposición y, poco a poco, surgirá el cariño mutuo. El cariño siempre nace con el roce.

-Si pretenden hacerte guerra, no conviene entrar en su juego o se deteriorará la relación que hayáis empezado a tener.

-Ellos deben entender y respetar el hecho de tu seas la nueva o el nuevo compañero de su padre o de su madre. Si surge algún problema, lo mejor es que lo hables, poniendo de tu parte toda la comprensión y voluntad posibles.

-No debes competir con ellos por el cariño de tu pareja. Es un amor diferente, nunca planteado en términos “ellos o yo”.

-Aunque tu pareja hable mal de su “ex”, nunca debes hacerlo tú, te estarías perjudicando.

-Si tú aportas también tus propios hijos, debes procurar no hacer diferencias entre los tuyos y los otros. Los niños tienen una sensibilidad acentuada y enseguida se darían cuenta.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AFECTIVIDAD, EMOCIONES, FAMILIA, HISTORIA, INFANCIA, PAREJA, PSICOLOGÍA y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a MI NUEVO PAPEL DE MADRASTRA Y SU NUEVO PAPEL DE PADRASTRO… ¿QUÉ REGLAS DEBEMOS CONOCER EN ESTE COMPLICADO JUEGO REPLETO DE ENREDOS PSICOLÓGICOS? (2ª Parte)

  1. nando dijo:

    Buenas, soy un padre q e criado a mi hija desde que tenía 3 años, y en la actualidad estoy viviendo con una nueva pareja desde hace un año y medio, y por lo que veo las cosas no marchan bien entre mi pareja y mi hija, veo y percibo que mi mujer odia a mi hija por razones que mi mija no ayuda mucho en casa.

    • roaeducacion dijo:

      Hola, Nando.
      Gracias por tu aportación. Comentarte que quizá encuentres orientación en este artículo y en el anterior, en la primera parte. En cualquier caso te recomiendo mucha paciencia, diálogo y disposición para el entendimiento entre tu pareja y tu hija si eres el mediador del conflicto. A veces simplemente explicar las razones por las que estamos disgustados o alterados ayudará a conseguir modificar formas de actuación y resolver el problema dialogando con las dos partes.
      Un saludo.

  2. monica dijo:

    hola: Soy Monica tengo 30 años y tengo una situación complicada, no se cual es la opción correcta o que debo sentir, Mi esposo tiene una hija de 9 años que apenas tiene un año que volvio de otra ciudad, tenemos un hijo de cuatro años, la pequeña vive cerca del lugar donde vive mi suegra y todas las reuniones se hacen preferentemente ahí, siento que le dan el lugar de mujer de mi esposo a su ex, ellos solo vivieron unos meses juntos cuando la niña era muy pequeña, nosotros llevamos una relación de casi 8 años, he sentido que pretenden que ni yo ni mi hijo estemos cerca para que el este con su hija, ella me conoce y comenzábamos a tener buena relación a mi hijo lo rechazaba mucho en un principio ahora pienso que es un poco mas por lo que los adultos piensan que ella debe sentir.. yo no se que hacer
    Ella su hija tiene ademas 3 hermanos, esa es otra situación difícil, en casa de mi suegra están ellos algunas veces y aveces también la mama, lo que impliocaria que en las visitas de mi esposo se encuentren en un ambiente familiar que aun no me siento preparada para manejar, hasta di¿onde este con su hija y yo tenga que apartarme lo puedo entender, pero que mi hijo no este presente con sus primos y abuela junto con el hecho de que mi esposo eventualmente se encuentre con la familia y los hijos de su ex y su ex me es difícil.
    por otra parte cuando digo siento que, me refiero a que e interpretado algunas acciones en base en mi sentir y no exactamente en la realidad, mi suegra me había dicho que esa era mi casa y que ellos eran mi familia y me sentí traicionada.
    gracias

  3. roaeducacion dijo:

    Hola, Mónica.
    Gracias por tu testimonio y tu participación. Es muy diferente la percepción que tenemos cada persona de una misma realidad. La aceptación de una nueva familia exige reestructurar todas las posiciones anteriores y volverse a ubicar. Te diría que estés muy unida a tu hijo y el resto sea para ti secundario, esa unión te dará fortaleza para lo que puedas sentir y vivir.
    Gracias y un saludo.

  4. Jessica. dijo:

    Jessica.
    Siento que nunca es tarde para enmendar lo que he hecho. Esta 2da parte me fue de gran ayuda, ya que me he dado cuenta que he tenido errores, para poder corregir.
    En la 1era parte pedi ayuda, ahora tengo el resultado.
    Gracias.

  5. alicia dijo:

    EMPIEZO UNA RELACION DE PAREJA CON UN HOMBRE DE 43 AÑOS VIUDO CON CUATRO HIJOS UNO DE 16 , 12, 10 Y 9, LOS DOS MAS GARNDES VIVEN CON SU ABUELA MATERNA Y LOS DE 10 Y 9 CON EL, PERO UNO VIVE FRENTE AL OTRO, PERO COMO LA CASA ES LA DIFUNTA ESPOSA LA ABUELA MATERNA LE DICE A LOS NIÑOS QUE PERSONA QUE NO SEA DE LA FAMILIA NO PUEDE ENTRAR, YO EN PARTICULAR NUNCA VOY SOLO EN DOS REUNIONES UNA EN LA CONFIRMACION DEL NIÑO DE 12 AÑOS, PERO ESTO NO ES LO UNICO QUE ME INCOMODA ES QUE LOS NIÑOS ME PIDEN QUE LES PREPARE SIERTA COMIDA YO LA INVESTIGO LA RECETA LA HAGO, PERO CUANDO VAN A COMER Y ESTOMOS EN LA MESA COMENTAN UHHHHHHH MI MAMA LA PREPARABA MAS RICA ELLA TENIA LA RECETA, TRATAN DE SIEMPRE COMPARARME YO PACIENTE CLARO COMO QUE NO ESCUCHO VERDADERAMENTE SE QUE NO SE ACUERDA DE SU MAMA ERAN PEQUEÑOS UNO TENIA 03 AÑOS Y LA NIÑA 05.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s