Libro de los Consejos 1

Página 1TEMÁTICA: La hora de ir a la cama.

dormir1

¿Qué puedo hacer cuando el niño no quiere irse a dormir?

En muchos casos los niños sufren alteraciones en el ciclo del sueño debido al ritmo del crecimiento. Consecuencia de ello es la variación de horas que necesitan dormir. Un ritual adecuado y fijo, repetido invariablemente todas las noches, les ayudará a relajarse y dormirán mejor. Por ejemplo:

a)    Establecer un horario para acostarse.

b)    Dar un baño relajante.

c)    Reducir progresivamente luces y ruidos

d)    No permitir juguetes en la cama salvo su peluche u objeto de apego.

e)    Contar un cuento o cantar una canción suave.

f)       Un beso de despedida y marcharnos de la habitación.

¿Existe algún truco si se resiste?

Una idea divertida consiste en “competir contra el reloj despertador”; cuando llega la hora de dormir y justo un momento antes de comenzar los rituales, programamos el despertador para que suene en un tiempo prudencial. Entonces el niño puede jugar a “ganar al reloj”, cumpliendo todas las obligaciones necesarias para irse a la cama y acostándose antes de que se acabe el tiempo y el reloj suene. Así habrá ganado.

Un consejo:
Descubrir cómo conseguir que los niños duerman mejor no es tarea fácil. Se puede utilizar cualquier instrumento o aprovechar cualquier ocurrencia para incorporarlos al ritual anterior al sueño; lo importante es que aprendan a dormir.
Página 2TEMÁTICA:  Voy a tener un/a hermanito/a.

agresividad2

¿Es conveniente hacer partícipes a los hermanos mayores en los preparativos para la llegada del bebé?

Sí, además se sentirán muy ilusionados. Si se prepara a los niños para la llegada del hermanito, les costará menos aceptar la nueva situación. Será también muy positivo dedicar todos los días un rato a los hermanos mayores, conversando con ellos sobre sus logros y elogiando sus actuaciones. Esta situación conviene mantenerla como un ritual continuo una vez que el bebé esté en casa.

–  Mi hija mayor de tres años y medio trata a su muñeco como si fuera un bebé y hace las mismas cosas con él que yo con su hermano pequeño, ¿es positivo todo esto?

Es importante tener en cuenta que la niña mayor ha sido el objeto de atención único durante tres largos años. No pasa absolutamente nada porque el muñeco sea su juguete favorito y le dé el biberón o lo duerma; así se sentirá también un poquito “mamá” y se entretendrá mucho ocupándose de él.

En algunos casos, suelen ser los propios papás quienes regalan un muñeco a la hermana mayor al mismo tiempo que el nuevo bebé llega a casa.

Un consejo:
Es conveniente tener en cuenta que el hermano mayor ha sido por un tiempo objeto de ilusiones y expectativas de los progenitores y experimenta un gran sentimiento de responsabilidad. Pedir al hermano mayor que ceda continuamente a las necesidades y deseos del benjamín fomentará la celotipia.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en AFECTIVIDAD, CELOTIPIA, CONDUCTA, FAMILIA, INFANCIA, SUEÑO y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s