TÉCNICAS DE ESTUDIO. PRIMERA TÉCNICA DE COMPRENSIÓN LECTORA: SUBRAYADO.

subrayado¿Qué es subrayar? 

Según la definición del diccionario, subrayar tiene dos significados; el primero de ellos dice “señalar por debajo de la raya”, y el segundo: “recalcar lo que se dice”.

Según B.Rotger Amengual, subrayar es señalar por debajo con una raya alguna letra, palabra o frase. El objetivo es destacar las ideas fundamentales de un texto para que después, leyéndolo de nuevo, podamos recordar su sentido, resaltando lo esencial de lo secundario.

¿Cuándo subrayar?

Después de una lectura profunda y comprensiva del texto, concentrándonos en los puntos o ideas principales.

¿Cómo subrayar?

Párrafo a párrafo, pregunta a pregunta o apartado a apartado, dependiendo de la estructura del texto que tengamos delante. Todo lo subrayado al leerlo de nuevo tendrá un sentido y una relación entre sí, aunque sean telegráficos. Elegiremos el trazo que más cómodo nos sea; las ideas principales, por ejemplo, pueden subrayarse con una línea continua, las secundarias con trazos discontinuos y el párrafo completo con una línea vertical a la derecha o a la izquierda o bien con un asterisco.

Al principio utilizaremos lápiz para poder borrar si nos equivocamos, pero después nos serán de gran utilidad los rotuladores fluorescentes o de varios colores. Si el texto está informatizado podemos resaltar las partes importantes en colores vivos.

¿Por qué subrayar?

Al subrayar organizamos los contenidos del texto según nuestro propio esquema mental, lo asimilamos mejor y desarrollamos nuestras capacidades de análisis y síntesis. También nos ayuda a concentrarnos y a estar más activos en nuestro estudio.

Recuerda: 

– Debes subrayar después de realizar una lectura atenta y comprensiva del texto.

– Utiliza siempre distintos colores para diferenciar  las ideas principales de las secundarias.

– No olvides subrayar siempre palabras clave que reúnan gran número de ideas.

– Puedes añadir en los márgenes palabras resumen que te ayuden a aclarar o a concentrar las ideas.

EJERCICIOS EJEMPLO: 

Primer texto:

“Platero”

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro.

Lo dejo suelto, y se va al prado, y acaricia tibiamente con su hocico, rozándolas apenas, las florecillas rosas, celestes y gualdas… lo llamo dulcemente: “¿Platero?”, y viene a mí con un trotecillo alegre que parece que se ríe, en no sé qué cascabeleo ideal…

Come cuanto le doy. Le gustan las naranjas mandarinas, las uvas moscateles, todas de ámbar; los higos morados, con su cristalina gotita de miel…

Es tierno y mimoso igual que un niño, que una niña…; pero fuerte y seco por dentro, como de piedra. Cuando paseo sobre él, los domingos, por las últimas callejas del pueblo, los hombres del campo, vestidos de limpio y despaciosos, se quedan mirándolo:

– Tien ´asero…

Tiene acero. Acero y plata de luna, al mismo tiempo.

Juan Ramón Jiménez

Platero y yo

 Trabajamos el texto:

  • Separa el texto en cuatro párrafos que constituyen las ideas fundamentales.
  • Subraya las palabras clave en cada párrafo.
  • Pon un título a cada párrafo y memorízalo.

Por ejemplo, en el primer párrafo, las palabras clave que podríamos encontrar serían:

– Pequeño, peludo, suave, blando, algodón, ojos, duros, cristal negro.

Platero es pequeño, peludo, suave; tan blando por fuera, que se diría todo de algodón, que no lleva huesos. Sólo los espejos de azabache de sus ojos son duros cual dos escarabajos de cristal negro. 

Y el título del párrafo podría ser  “Cómo es Platero”.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Segundo texto:

“Los animales”

Los animales, como todos los seres vivos, nacen, se alimentan, crecen, se reproducen y mueren. Se diferencian de las plantas en que pueden desplazarse y en que se alimentan de ellas y de otros animales o de ambas cosas. Se pueden clasificar de muchas maneras: según el tipo de alimento que consumen, según la manera de reproducirse o según el lugar donde viven.

¿Cómo se alimentan los animales? Hay animales que se alimentan de plantas como la vaca y el conejo y se les llama herbívoros. Otros son carnívoros como el lobo, el águila o el cocodrilo, pues se alimentan de carne.  A los animales que comen plantas y a otros animales se les llama omnívoros, como el cerdo y el oso.

¿Cómo nacen los animales? Algunos animales nacen de huevos, como la gallina y el salmón y se les llama animales ovíparos. Otros nacen del vientre de la madre y se les llama vivíparos, como el gato o el conejo. Casi todos los animales vivíparos suelen ser mamíferos y se alimentan de la leche de la madre.

¿Cómo se desplazan los animales? Los animales aéreos se desplazan por el aire y por eso tienen alas, como la cigüeña, las mariposas o las moscas. Otros caminan o corren apoyando las patas en el suelo, como los leopardos. Otros nadan en el agua de los ríos, las charcas o el mar, como la trucha y la ballena.

¿Dónde viven los animales? Los animales salvajes viven en libertad y no dependen del ser humano para alimentarse, como los de la selva o el mar. Los animales domésticos viven con el ser humano y dependen de él para encontrar alimento, como los de la granja o la casa.

Trabajamos el texto:

  • Subraya el texto anotando en los márgenes palabras-clave que den sentido a cada idea fundamental y secundaria.
  • Agrupa cada palabra clave con sus ideas principales en 5 columnas ya que hay 5 párrafos.
  • Memoriza cada columna y comprueba si has aprendido el texto.

Por ejemplo (tercer párrafo)

¿Cómo nacen los animales? Algunos animales nacen de huevos, como la gallina y el salmón y se les llama animales ovíparos. Otros nacen del vientre de la madre y se les llama vivíparos, como el gato o el conejo. Casi todos los animales vivíparos suelen ser mamíferos y se alimentan de la leche de la madre.

Palabras clave: Ovíparos, vivíparos.

Columna 1 Columna 2 Columna 3 Columna 4 Columna 5
Nacimiento
Ovíparos
Vivíparos

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

 Tercer texto:

“La Vía Láctea”

Si contemplamos el cielo una noche muy oscura, distinguiremos una banda vagamente plateada que describe un arco sobre nuestras cabezas: la llamamos “Vía Láctea”. Si la observamos con unos prismáticos o con un telescopio se descompondrá en millones de estrellas. Esta banda estelar representa una sección transversal de la galaxia o sistema estelar al que  pertenecen casi todas las estrellas del firmamento. La Vía Láctea adopta la forma de un disco con una prominencia central, y a cierta distancia se parecería más bien a dos huevos fritos unidos por su reverso.

El centro de la galaxia se sitúa en la dirección del Arquero, y en esta y en la constelación vecina del Escorpión es donde la Vía Láctea resulta más brillante. En dichas constelaciones, las estrellas se hallan tan densamente apiñadas que presentan la apariencia de una nube brillante y continua. En el Hemisferio boreal, la Vía Láctea brilla más en el Cisne y en el Águila. Es muy desigual en amplitud, y en algunas partes presenta discontinuidades y agujeros. Tales interrupciones vienen determinadas por la presencia de nubes interpuestas (nebulosas) de materia interestelar,  que oscurecen la luz que proviene de más allá.

Trabajamos el texto:

  • Señala con un asterisco y una línea vertical todo el párrafo principal.
  • Destaca las ideas principales del segundo párrafo.
  • Una vez realizado el ejercicio, mira una fotografía de la Vía Láctea e intenta recordar el texto que has estudiado.

Ejemplo:

Si contemplamos el cielo una noche muy oscura,   distinguiremos una banda vagamente plateada que describe un arco sobre   nuestras cabezas: la llamamos “Vía Láctea”. Si la observamos con unos   prismáticos o con un telescopio se descompondrá en millones de estrellas.   Esta banda estelar representa una sección transversal de la galaxia o sistema   estelar al que  pertenecen casi todas   las estrellas del firmamento. La Vía Láctea adopta la forma de un disco con   una prominencia central, y a cierta distancia se parecería más bien a dos   huevos fritos unidos por su reverso. *

El centro de la galaxia se sitúa en la dirección del Arquero, y en esta y en la constelación vecina del Escorpión es donde la Vía Láctea resulta más brillante. En dichas constelaciones, las estrellas se hallan tan densamente apiñadas que presentan la apariencia de una nube brillante y continua. En el Hemisferio boreal, la Vía Láctea brilla más en el Cisne y en el Águila. Es muy desigual en amplitud, y en algunas partes presenta discontinuidades y agujeros. Tales interrupciones vienen determinadas por la presencia de nubes interpuestas (nebulosas) de materia interestelar,  que oscurecen la luz que proviene de más allá.

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

Cuarto texto:

“Batalla contra los molinos”

En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo; así como don Quijote los vio, dijo a su escudero:

– La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo que acertáramos a desear, porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se descubren treinta o poco más desaforados gigantes, con quienes pienso hacer batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a enriquecer: que esta es buena guerra y es gran servicio de Dios quitar tan mala simiente de sobre la faz de la tierra.

– ¿Qué gigantes? – dijo Sancho Panza.

– Aquellos que allí ves – respondió su amo- , de los brazos largos que suelen tener algunos de casi dos leguas.

– Mire vuestra merced- respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos, son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino.

– Bien parece – respondió don Quijote- que no estás curado en esto de las aventuras: ellos son gigantes, y si tienes miedo, quítate de ahí y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.

Y diciendo esto, dio de espuelas a su caballo Rocinante sin atender a las voces que su escudero Sancho le daba, advirtiéndole que sin duda alguna eran molinos de viento y no gigantes, aquellos que iba a acometer. Pero él iba tan puesto en que eran gigantes, que ni oía las voces de su escudero Sancho,  ni echaba de ver, aunque estaban bien cerca, lo que eran; antes iba diciendo en voces altas:

– Non fuyades, cobardes y viles criaturas, que un solo caballero es el que os acomete.

Levantose en esto un poco de viento y las grandes aspas comenzaron a moverse, lo cual visto por don Quijote, dijo:

– Pues aunque mováis más brazos que los del gigante Briareo, me lo habéis de pagar.

Y diciendo esto, y encomendándose de corazón a su señora Dulcinea, pidiéndole que  en tal trance le socorriese, bien cubierto de su rodela, con la lanza en el ristre, arremetió a todo el galope de Rocinante, y embistió con el primer molino que estaba delante; y dándole una lanzada en el aspa, la volvió el viento con tanta furia, que hizo la lanza pedazos, llevándose tras sí al caballo y al caballero, que fue rodando muy maltrecho por el campo. Acudió Sancho Panza a socorrerle a todo el correr de su asno, y cuando llegó, halló que no se podía menear: tal fue el golpe que dio con él Rocinante.

Miguel de Cervantes

Don Quijote de la Mancha

Trabajamos el texto:

  • Fíjate en las tres partes esenciales de la historia: Planteamiento, nudo y desenlace.
  • Resáltalas utilizando la técnica del subrayado.
  • Después cuenta tú la aventura de don Quijote y Sancho con tus propias palabras.

Ejemplo (Planteamiento):

En esto descubrieron treinta o cuarenta molinos de viento que hay en aquel campo; así como don Quijote los vio, dijo a su escudero:

– La ventura va guiando nuestras cosas mejor de lo   que acertáramos a desear, porque ves allí, amigo Sancho Panza, donde se   descubren treinta o poco más desaforados gigantes, con quienes pienso hacer   batalla y quitarles a todos las vidas, con cuyos despojos comenzaremos a   enriquecer: que esta es buena guerra y es gran servicio de Dios quitar tan   mala simiente de sobre la faz de la tierra. *

– ¿Qué gigantes? – dijo Sancho Panza.

– Aquellos que allí ves – respondió su amo- , de los brazos largos que suelen tener algunos de casi dos leguas.

– Mire vuestra merced- respondió Sancho, que aquellos que allí se parecen no son gigantes, sino molinos de viento, y lo que en ellos parecen brazos, son las aspas, que volteadas del viento hacen andar la piedra del molino.

– Bien parece – respondió don Quijote- que no estás curado en esto de las aventuras: ellos son gigantes, y si tienes miedo, quítate de ahí y ponte en oración en el espacio que yo voy a entrar con ellos en fiera y desigual batalla.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en APRENDIZAJE, HÁBITOS DE ESTUDIO, TÉCNICAS DE ESTUDIO, TÉCNICAS DE LECTURA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s