PERIODO DE ADAPTACIÓN A LA ESCUELA INFANTIL: ¿ERES NUEVO/A?…

escuela-infantil1El niño o la niña, cuando llega a la Escuela Infantil por primera vez, se pregunta:

– ¿Quiénes son todos estos niños?

– ¿Qué pasa aquí?

– ¿Dónde están mi papá y mi mamá?

– ¿Me voy a quedar aquí para siempre?

El periodo de adaptación es un proceso de evolución personal que el niño hace por sí mismo, es él quien se debe adaptar y quien tiene que asimilar los cambios. El educador y los padres podrán ayudarlo, pero esta etapa de “conflicto” es inherente a la situación en la que se encuentra. 

1.- ¿Qué es el periodo de adaptación?

Los primeros días que una niña o un niño viven en una Escuela Infantil van a propiciar una serie de cambios importantes; se trata de una etapa de variación que influye en el desarrollo de las actividades realizadas hasta el momento y en las relaciones que este mantiene con sus padres. A partir de ahora ya no dispondrá de todo el día para estar en casa y verá mucho menos a papá y a mamá, tendrá que adaptarse a un nuevo horario y en muchos casos comer fuera del hogar con otros niños de su misma edad (sus iguales). En pocas palabras, el niño pasa de un ambiente que controla, domina y en el que se siente seguro y protegido a otro que desconoce, produciéndole en algunos casos cierta inseguridad y aislamiento.  Ahora debe aprender a convivir en un entorno diferente, con otros códigos relacionales, pues ya no es único y tiene que compartir juegos, espacios y personas. 

Todo niño pasa por un periodo de adaptación con diferentes manifestaciones y ritmos que aprenderemos a aceptar y respetar tanto los padres como los educadores. 

2.- ¿Quiénes se adaptan?: Niños, padres y educadores. 

Los niños: “ante esta situación desconocida y amenazante utilizaremos nuestros recursos…”

En un primer grupo podemos encontrar niños que lloran, patalean, intentar escaparse, no quieren comer, se niegan a dormir, se muestran agresivos, aparece de nuevo la enuresis… es decir, rechazan la situación impuesta llamando constantemente la atención.

Por otro lado está el segundo grupo, son los niños que se sientan en un rinconcito del aula evitando relacionarse con otros compañeros y educadores y refugiándose en objetos de apego que hayan traído de casa (son sus talismanes y permitiremos que los tengan hasta que se cansen).

En un tercer grupo se encuentran los niños adaptados desde el primer día que colaboran y participan en todas las actividades expresando sus emociones.

Los padres: “¿por qué surgen estos sentimientos diferentes y contradictorios?,  ¿por qué padecemos esta ambivalencia emotiva cuando dejamos al niño en la Escuela Infantil?”

Para algunos padres el inicio del niño en la Escuela Infantil crea cierta ansiedad culpabilizante. Uno de los temores más frecuentes de estos es el supuesto abandono afectivo, temor infundado, pues la incorporación del niño a la escuela no supone en ningún momento abandono o quiebra de la afectividad. Los padres deben tener presente que el educador de su hijo es una persona segura de sí misma, creativa, sensible y relajada. El niño se enriquecerá adquiriendo la seguridad necesaria para conseguir una estabilidad en el desarrollo de su personalidad y un respeto en su individualidad.

Los educadores: “ya llegan los nuevos…, empezamos otra vez…nuevo reto”.

Los educadores también necesitan adaptarse, acogen a los niños nuevos con paciencia tras haberse despedido de los alumnos del curso anterior, en los que ya dejaron su huella. Implica una gran preparación, un nuevo desgaste de energía ante un grupo que absorberá su estilo durante un curso escolar y sobre un telón de fondo de futura despedida; aún así, los educadores ocupan un lugar próximo a la familia y comprenden los sentimientos de cada niño.

3.- Algunos consejos para los papás:

–         Procura que la asistencia a la escuela sea lo más rutinaria posible hasta que haya superado la adaptación: realizar los mismos preparativos, llegar al colegio a la misma hora, recogerlo puntualmente…

–         Despídete de manera efusiva pero corta y dile “hasta luego” con una sonrisa.

–         No prometas al niño cosas que no son ciertas, pues sufrirá más, como por ejemplo “voy a aparcar el coche y ahora vuelvo”.

–         No acapares a la profesora durante la hora de la entrada, dile lo que necesitas de forma escueta.

–         Asegúrate de que tu hijo puede recurrir a su objeto de apego si lo necesita: peluche, mantita…

–         Procura elegir ropas cómodas y prácticas y no olvides marcarlas con su nombre de forma legible en un lugar visible (puedes utilizar símbolos personalizados para que el niño las reconozca mejor).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ADAPTACIÓN, ESCUELA INFANTIL, INFANCIA, SOCIALIZACIÓN y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a PERIODO DE ADAPTACIÓN A LA ESCUELA INFANTIL: ¿ERES NUEVO/A?…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s