DIFICULTADES ESPECÍFICAS DE APRENDIZAJE (Artículo básico)

dificultad-aprendizaje2
¿Cuándo encontramos trastornos en los aprendizajes?

En muchas ocasiones nos encontramos con niños que presentan un desarrollo del lenguaje hablado mucho más lento, ciertas deficiencias para orientarse en el espacio, percepción espacio-temporal inadecuada, direccionalidad  algo confusa, deficiencias en la coordinación general…

Los trastornos de aprendizaje se relacionan con ciertos  desórdenes en uno o más de los procesos psicológicos básicos relacionados con comprensión o el uso del lenguaje, ya sea  hablado o escrito, y llevan aparejadas ciertas dificultades para leer, escribir y redactar adecuadamente, secuenciar pensamientos, deletrear y calcular, fundamentalmente.

En tales situaciones, la alteración en estas habilidades  predomina sobre la  organización y orientación espacial.

No hay duda de que hay una base genética o neurobiológica de estos trastornos. Los primeros estudios cognitivos para averiguar si un niño padece alguno de estos problemas podrían empezar a realizarse en primero de primaria. Sin embargo, aunque a esta edad se detecten las primeras dificultades de los alumnos, no es hasta pasados algunos años cuando se confirma el diagnóstico de un trastorno del aprendizaje. El diagnóstico puede tardar años e, incluso, detectarse de adultos en personas que los padecieron de pequeños y a quienes no se les diagnosticaron. Casi todos estos trastornos son hereditarios. Éste es el caso del TDAH y la dislexia. Ahora estos trastornos no son más frecuentes que antes, sino que se diagnostican más, porque la enseñanza es obligatoria hasta los 16 años.

Hoy se sabe que en la mayoría de los casos estas causas son de base genética y neurobiológica. El TDAH se relaciona con una disfunción en el lóbulo frontal, mientras que la dislexia se corresponde con una en el hemisferio izquierdo en su parte posterior, el trastorno específico del desarrollo del lenguaje con problemas en el hemisferio izquierdo, la discalculia tiene su base en el lóbulo parietal bilateral y, en el caso del TANV (trastorno de aprendizaje no verbal), aunque no está tan claro, se barajan dos hipótesis: por un lado, que su origen esté en el hemisferio derecho, y por otro, en las áreas posteriores bilaterales.

Características

– Dificultad para mantener la atención y para seguir secuencias de instrucciones.

– Dificultad para rebatir comentarios o secuenciar una argumentación a causa de distracciones u olvidos frecuentes.

– Dificultades en la lectura, la escritura o para interpretar los números y los signos matemáticos.

– Dificultades para distinguir la derecha de la izquierda.

– Inversión de números o letras (por ejemplo, confusión entre el número 25 y el 52 o de la letra “b” y  con la “d”).

Factores

– Predisposición genética

– Disfuncionales: Alteraciones en la configuración de las redes neuronales que intervienen en las tareas perceptivas y cognitivas del lenguaje

– Psicológicos

– De maduración: Retraso en el desarrollo de las funciones básicas previas al aprendizaje

¿A quiénes afectan los trastornos del aprendizaje?

Generalmente el sexo masculino es más propenso a tener trastornos de aprendizaje, y puede decirse que el cuatro por ciento de los niños de entre 6 y 11 años padecen  este tipo de problemas. Específicamente, los trastornos de lectura son más comunes en hijos de padres que experimentaron un trastorno del aprendizaje…

Tipos

–         Trastorno  de lectura
Podemos afirmar que nos encontramos ante un trastorno de lectura cuando un niño lee por debajo del nivel esperado dada su edad, grado escolar e inteligencia.  La dislexia es la dificultad en el aprendizaje de la lectura, la escritura o el cálculo, muchas veces asociada con trastornos de la coordinación motora y la atención, pero no exactamente de la inteligencia. Además es posible que tenga dificultades para reconocer las palabras, no distinguiendo entre sí aquéllas que muestran ciertas similitudes; cuando leen lo hacen bastante despacio y en muchas ocasiones no comprenden correctamente aquello que están leyendo.

–         Trastorno de expresión escrita
Cuando el niño no muestra la habilidad adecuada para entender las reglas ortográficas y de puntuación en una secuencia lógica de párrafos, y generalmente no presenta tampoco facilidad para escribir a mano, probablemente estemos ante un trastorno de la expresión escrita. En estos casos al niño le cuesta mucho redactar correctamente y componer los párrafos de una manera adecuada.

–         Trastorno para las matemáticas
Los trastornos para las matemáticas se manifiestan normalmente cuando un niño tiene grandes dificultades para comprender las operaciones matemáticas, cuando le cuesta sobremanera aprenderse las tablas de multiplicar o interpretar los símbolos matemáticos más sencillos. En definitiva, cuando no desarrolla con normalidad las habilidades relacionadas con los números incluso a los niveles más elementales.

  Situaciones derivadas de las dificultades de aprendizaje

–         Ritmo lento al leer en voz alta, con frecuentes paradas y errores.

–         Dificultades a la hora de aprender el alfabeto y vincular las letras con sus correspondientes sonidos

–         Dudas al deletrear las palabras

–         Dificultades a la hora de rimar palabras.

–         Reducido vocabulario que influye en su capacidad descriptiva por escrito.

–         Deficiente comprensión de la lectura.

–         Mala postura al coger el lápiz.

–         Escritura secuenciada incorrectamente.

–         Errores al interpretar los números y los símbolos matemáticos.

Aprendizajes básicos necesarios para la enseñanza de la escritura

La lectura y la escritura están íntimamente relacionadas y puede ocurrir que ciertas dificultades en la escritura tengan su causa en el proceso lector. El objetivo de la enseñanza de la escritura se encuadra en la propia automatización del proceso sin olvidar el aprendizaje de la ortografía.

Existe una serie de aprendizajes básicos necesarios para la enseñanza de la escritura, destacando los siguientes:

–         Desde el punto de vista perceptivo,  ha de verificarse en el plano visual la discriminación figura- fondo en figuras, números y letras, la coordinación visomotora para el seguimiento de trazos y bucles, la constancia de la forma y la memoria visual para el recuerdo de las distintas formas, colores, números… en el plano auditivo también han de verificarse la discriminación, constancia y memoria auditivas

–         En el plano psicomotriz debe encontrarse suficientemente estimulada la coordinación de las funciones motrices y psíquicas  con la lateralización del esquema corporal en  el espacio gráfico y en el propio cuerpo, verificándose desde el punto de vista de la motricidad estática el equilibrio postural y la facultad de independencia segmentaria de brazos, manos y dedos.  Desde el plano de la motricidad  dinámica manual ha de desarrollarse el control y coordinación de los movimientos ejecutados por el brazo, la mano y los dedos. Direccionalidad de los movimientos de la mano de izquierda a derecha, hábito de sinistrogiros en la mano dominante, control de la presión muscular de los dedos y de la prensión de manos-dedos.

–         En el pensamiento lógico se ejercitarán las operaciones lógicas concretas: de conservación, clasificación de correspondencias, (significante oral y significado, significante escrito y significado, fonema-grafema) y de inclusión (fonema-sílaba, sílaba-palabra, palabra-oración), seriación (de fonemas, sílabas o palabras), composición (de sílabas, palabras u oraciones). Sin olvidar la estructuración rítmica (manipulativa y gráfica) y ordenación temporal.

–         Desde la educación de las emociones se trabajará el desarrollo personal (hábitos de autocuidado, autoestima); adaptación social, especialmente la escolar; equilibrio afectivo-volitivo (deseo de aprender); adecuación del método de enseñanza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en APRENDER A APRENDER, APRENDIZAJE, EDUCACIÓN EMOCIONAL, Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a DIFICULTADES ESPECÍFICAS DE APRENDIZAJE (Artículo básico)

  1. celi dijo:

    que cosas podemos hacer los padres para poder enseñarles las letras y a formar palabras y a interpretar a un nene de 7 años que no quiere saber nada… parece que te toma el pelo, pero no.. honestamente no le interesa, uno se vuelve loco. Y ellos necesitan paciencia, y ya no tenemos ideas diferentes para explicarles. aparte de fonoaudiologa, me refiero si hay algo , alguna guia o manual para ayudarnos a los padres a hacer la tarea con ellos en casa, alguna especie de juego supongo, porque no hay forma.. ayuda porfavor!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s