¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA AMISTAD? BASES EN LA INFANCIA

Amistad

1) BASES DE LA AMISTAD EN LA INFANCIA

Ya desde pequeños necesitamos una amistad para iniciar nuestra socialización y para tener un punto de apoyo… Los amigos ayudan a los pequeños a encontrar su identidad y a experimentar todos los papeles y aspectos de su personalidad. Pero: “la amistad es fruto de madurez, en la infancia sólo se inicia”. Por ello no nos debe sorprender la variabilidad de las amistades infantiles porque nacen de circunstancias anecdóticas: pertenecer a la misma clase, sentarse en la misma mesa en el aula, ser vecinos, y cambian según las variaciones de tales circunstancias. Basta con que no estén en la misma mesa o no coincidan en el parque para que dejen de ser amigos. Debemos relativizar el concepto de amistad en relación con los niños; si recordamos los nombres de los amigos de nuestros hijos, veremos cómo cambian de un mes a otro y por supuesto de un año a otro. Sin embargo debemos valorar estos conatos o atisbos algo  inmaduros de amistad, pues son la base del aprendizaje de este valor.

Cuando ese amigo necesario no ha llegado, el niño a través de su fantasía, lo inventa. Es el amigo imaginario.

“En sus juegos, Marcelino siempre contaba con un personaje invisible. Este personaje era el primer niño que él había visto en su vida. Ocurrió una vez que una familia que se trasladaba de un pueblo a otro, fue autorizada por el padre Superior a acampar cerca del convento para poder suministrarse de agua y otras cosas que necesitaba. Iba con la familia el menor de sus hijos, que se llamaba Manuel, y allí conoció por primera vez Marcelino a un semejante suyo de parecida edad. No había vuelto a olvidar a aquel niño con el que apenas sí había cambiado algunas palabras durante el juego. Desde entonces, Manuel estaba a su lado en la imaginación, y era tal la realidad con que Marcelino lo veía, con su flequillo rubio sobre los ojos y las respingadas naricillas nada limpias, que llegaba a decirle:

–   “Bueno, Manuel, quítate de ahí; ¿no ves que  me estás estorbando?”

(“Marcelino Pan y Vino”, José María Sánchez Silva)

El amigo imaginario existe en la mente de algunos niños, sobre todo si son hijos únicos o tienen hermanos muy mayores. Este personaje invisible cumple muchas funciones, pero básicamente suple todas aquellas que los pequeños no encuentran en personajes reales. Suele ser un compañero de juego del mismo sexo con quien el niño ríe, llora y comparte todo, alguien irreal a quien riñe, enseña y cuenta cosas. Tiene nombre y para dotarle de personalidad, el niño suele basarse en algún conocido; el amigo imaginario ayuda al niño de 3,4, 5 o 6 años a encontrar su identidad, pues el niño real puede dominarlo, hacerle ser bueno o malo, identificarlo con alguien a quien admira y decidir que sea chico o chica. En definitiva, puede experimentar con todos los papeles y aspectos de su personalidad. Después, el amigo imaginario se extingue solo, pues es un indicio de un desarrollo emocional y cognitivo saludable en niños de entre 3 y 6 años, y una PREPARACIÓN PARA EL APRENDIZAJE DE LA AMISTAD.

2) NUEVAS HABILIDADES Y ESTRATEGIAS SOCIALES

Podríamos decir que el primer tipo de relaciones sociales del niño tiene lugar con los adultos, generalmente con sus padres,  dado que suelen ser sus primeros cuidadores.  Esa relación con sus padres le dará las bases  necesarias en el plano afectivo para poder desarrollar posteriores vínculos con otros “iguales” e podrá compartir, compararse, defenderse y diferenciarse.

La interacción con los adultos dentro del vínculo familiar tiene unas características que preparan al niño para los siguientes pasos que necesariamente irá dando dentro de su desarrollo social y afectivo, pero en el seno de la familia es mucho más fácil la aceptación y valoración del niño que fuera de ella; así, en el parque o en el colegio, el niño se da cuenta que puede elegir con quién jugar, pero que no todos le aceptan a él de la manera que lo hacen en casa…tiene que aprender a negociar de una forma especial, hacer patente su valía frente a los demás y estar preparado para no conseguir siempre lo que quiere. En ocasiones, deberá perder algo para ganar algo, y también tendrá que aprender a pensar como el “otro”  para darse cuenta de que no siempre tiene razón… de cualquier manera,  es importante saber que el niño pequeño debe ser estimulado suficientemente con sensaciones emocionales, escucharle y prepararle para su relación con los demás.

3) DESTREZAS PARA LA AMISTAD 

Es muy importante que el niño desarrolle la habilidad de compatibilizar unas correctas relaciones con los adultos y con otros niños, realizando correctamente sus tareas escolares sin buscar exageradamente reconocimiento, y sin ansiedad, y llevándose bien con sus compañeros con los que muestra una actitud solidaria y participativa. Lo ideal es desarrollar una mezcla entre bondad e inteligencia, siendo capaz de darse cuenta de las estrategias sociales de negociación e intercambio que están llevando a cabo los iguales, para interpretarlas e interceptarlas en caso de que estas estrategias sean egoístas o de “mandones”. A partir de los 6 años, los niños reconocen perfectamente a aquellos que son capaces de intercambiar los papeles dentro de un juego o interrelación, y tienden a aceptar en menor grado a aquellos que siempre llaman la atención sobre sí mismos o que nunca ceden ante los deseos y necesidades de los demás. En la observación de los niños que son aceptados por los grupos ya constituidos, es significativo el hecho de que actúan con mesura y adaptándose a lo que hace el grupo, sin llamar excesivamente la atención pero comunicándose de forma adecuada y oportuna, aportando poco a poco novedades al conjunto.

Los niños que son  muy bien aceptados por sus compañeros tienden a elogiar y valorar positivamente el buen comportamiento de los demás, generan una simpatía derivada de su escaso egoísmo y encuentran en sus relaciones con los demás unas bases importantes que le ayudan a crecer y desarrollarse positivamente en el plano social y emocional. Aceptan y son aceptados, quieren y son queridos y evitan las espirales de agresividad que perjudican a los que las mantienen.  Conviene por tanto identificar tanto las buenas como las malas prácticas para ayudar a nuestros niños para que desarrollen  las buenas habilidades de correspondencia con los demás.

4) CONCLUSIONES Y REQUISITOS DE LA VERDADERA AMISTAD 

Extraídos de:

“Valores para la convivencia”. Esteve Pujol i Pons e Inés  Luz González. Parramón Ediciones.

Querer el bien y la felicidad del amigo La amistad  es   una forma de amar y, por eso, implica el deseo de que la persona amada esté   bien y sea feliz. La amistad no puede dañar.
Desinterés. La amistad que quiere aprovecharse del amigo se   convierte en comercio. El egoísmo estropea la amistad y cualquier forma de   amor.
Reciprocidad La amistad es un sentimiento mutuo; existen amores   anónimos, pero son imposibles las amistades anónimas.
Especificidad Los amigos son concretos; sabemos quiénes son,   puesto que la amistad no es una relación difusa e indefinida y no podemos ser   amigos de todo el mundo.
Igualdad. La amistad no acepta diferencias que creen una   relación de dependencia, de sumisión, de superioridad e inferioridad, de   jerarquía. Respetar las características de cada uno es un elemento esencial   de la amistad.
Deseo de estar juntos. Los amigos desean la asiduidad de trato, la   conversación frecuente para comunicarse sentimientos, ideas, vivencias y   proyectos. La ausencia debilita la amistad.
Confianza mutua. La relación de amistad se basa en la confianza   total, en la sinceridad, la discreción y la transparencia. Hay que sentir una   seguridad absoluta del uno en el otro.
Libertad. La amistad es fruto de la libertad y debe suscitar   una mayor libertad. Los amigos no se imponen, se encuentran por casualidad y   son fruto de una elección personal y libre.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AFECTIVIDAD, AMISTAD, HABILIDADES SOCIALES, PSICOLOGÍA EVOLUTIVA, SOCIALIZACIÓN, VALORES y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA AMISTAD? BASES EN LA INFANCIA

  1. Pingback: ¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE LA AMISTAD? BASES EN LA INFANCIA | Cristina Guadalupe

  2. nidiaperdomo dijo:

    la mistad es hermosa por que en con tramos personas en las que podemos con fiar pero no en cualquier persona que se a paresca en nuestra vida<3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s