“No ipmorta el odren en qué las lertas etsen ecsritas, lo úinco imoprtnate es que la pirmera y la útlima lerta etsén escirtas en psoicóin crorecta“ ¿Qué trabaja un óptico-optometrista comportamental neurocognitivo?

Visión y aprendizaje. Por Bruno Mariñas Piñeiro

Ana y yo coincidimos en una charla sobre la Visión y el Aprendizaje que impartí  en el mes de Octubre en un colegio de Madrid. Cuando Ana Roa me comentó la posibilidad de que redactara un post para su blog me encantó la idea, ya que una de mis obligaciones, o al menos así me la atribuyo como óptico-optometrista, es informar sobre qué es la visión y qué papel desempeñamos nosotros como profesionales biosanitarios en ella.

cottet          ojos

https://www.facebook.com/CottetOptica con ¡Vive la Vida!

Estamos en pleno siglo XXI, en la era de internet, de la información, de las nuevas tecnologías, donde contamos con los mejores medios tanto humanos como técnicos para que nuestros escolares tengan la mejor de las oportunidades y su proceso de aprendizaje sea lo más satisfactorio posible. Sin embargo, vemos que cada vez hay más fracaso escolar. ¿Por qué?… Responder a esta pregunta es un tema muy complejo, pero intentaremos, por lo menos, buscar una explicación en cuanto a la visión se refiere.

Antes de seguir sí debería quedar claro el concepto de visión. ¿Qué es la visión? La visión es el proceso por el cual, la luz que rebota en los objetos, cuyos rayos pasan por el ojo, que enfoca, a modo de cámara fotográfica, en la retina, quien la transforma en un impulso nervioso. Este impulso llega a través de las vías nerviosas, al cerebro el cual lo interpreta y responde a dicho estímulo. Es un error muy común confundir visión y vista. La vista es solo uno de los atributos de la visión; de hecho muchos de mis pacientes tienen una excelente vista y una mala visión, ya que, por ejemplo, pueden responder mal al estímulo.

En la visión podemos encontrar diferentes atributos íntimamente relacionados con el proceso de aprendizaje:

  • La vista, es aquella capacidad visual por la cual podemos distinguir objetos a una distancia determinada. Cuando más pequeño sea el objeto y mayor sea la distancia, más agudeza visual tendremos. Si un escolar no puede distinguir, por ejemplo, lo que escribe en una pizarra un profesor, difícilmente podrá seguir la explicación. De ahí la importancia de tener una buena agudeza visual. Habitualmente la agudeza visual está alterada por los defectos refactivos (miopía, astigmatismo, hipermetropía), pero hay muchas otras disfunciones que pueden provocar una mala agudeza visual de manera permanente o transitoria.
  • La visión al color es la capacidad visual, por la cual podemos distinguir los diferentes colores del espectro visual. A muchos os sonará el daltonismo, que es la anomalía más común en la visión de los colores. Es importante, sobre todo en los primeros años de escolarización, saber si se tiene algún tipo de problema con la visión del color debido a las muchas asociaciones que hacemos del color con objetos, sobre todo en los primeros años de escolarización.
  • Otro atributo importante de la visión son los movimientos oculares. Son aquellos que realizamos para seguir un objeto en nuestro campo visual (una pelota de tenis, por ejemplo) y aquellos que realizamos para saltar de un objeto a otro de una manera, rápida y precisa (como por ejemplo, los saltos que realizamos en la lectura). Lógicamente si un alumno no tiene unos movimientos oculares en la lectura porque no son precisos y/o lentos, es difícil que la lectura se haga de manera adecuada. Es vital cualificar y cuantificar estos movimientos antes de iniciar el proceso de aprendizaje basado en la lectura.
  • Además de poder mover los ojos de manera adecuada, tenemos que coordinarlos.  La coordinación ocular implica que ambos ojos “apunten” al mismo objeto sin esfuerzo y de una manera sostenible en el tiempo. Por ejemplo, si un alumno desvía un ojo, entenderemos que su proceso visual cuando menos, es más deficitario que uno que no lo haga. Este es el caso más obvio, que provoca la alerta de muchos padres pues algo no va bien, es un problema tangible y que ellos ven.“Mi hijo desvía un ojo cuando está cansado” me suelen comentar en consulta… Pero, ¿y aquellos chavales que no desvían un ojo porque su sistema visual intenta mantener la visión binocular a toda costa por un esfuerzo que no pueden mantener en el tiempo y optan por desistir en la tarea visual que estén realizando? Aquí no hay signos evidentes para los padres. Solo saben que su hijo le cuesta/no quiere/no puede hacer los deberes, por ejemplo.
  • Otra capacidad visual de vital importancia es el enfoque, que definiremos como aquella que, gracias a una lente llamada cristalino dentro de nuestro ojo, añade o resta potencia al sistema visual para poder ver nítidamente los objetos de nuestro entorno. Pero no solo debemos tener bien la capacidad para enfocar, sino que además, tenemos que poderlo hacerlo rápido y un número de veces suficientes que nos permita nuestro trabajo habitual, sin que se produzca un cansancio que desembocará, irremediablemente, en el abandono de la tarea. Si un alumno le cuesta enfocar, por ejemplo los objetos de cerca cuando ha estado mirando un buen rato de lejos, despertará en él “una pereza” por trabajar de cerca.
  • La visión en 3 dimensiones, llamada estereopsis, es posiblemente la capacidad visual donde más confluyen el resto, ya que es un atributo visual complejo de alto orden. Muy probablemente una persona que tenga afectada alguna habilidad visual de las anteriores, influirá negativamente en ésta. Esta habilidad nos permite percibir la profundidad de los objetos, y por ende, calcular distancias visualmente. Básicamente esta habilidad es necesaria para poder practicar deportes de pelota, por ejemplo, y aquellos que carecen o la tienen anormalmente disminuida, suelen ser tildados de “patosos”.
  • Finalmente he englobado muchas habilidades visuales en un término, que seguramente plasme lo que se comentaba al principio. Es la llamada percepción visual. O sea, aquellos que “vemos” en nuestro entorno, le damos un sentido en función de la experiencia visual vivida con anterioridad. Si la experiencia no es buena, o no le damos sentido a lo “visto”, nuestra relación con el entorno, no será plenamente satisfactoria, por lo que no podremos aprender de lo que emana de él. Si yo tengo una experiencia visual adecuada podré leer esta frase sin problema alguno:

“No ipmorta el odren en qué las lertas etsen ecsritas, lo úinco imoprtnate es que la pirmera y la útlima lerta etsén escirtas en psoicóin crorecta“
Ya tenemos las habilidades importantes y necesarias para el proceso de aprendizaje, pero ¿quién las puede valorar? Pues el óptico-optometrista comportamental neurocognitivo, que no sólo puede estudiarlas, valorarlas y diagnosticarlas, sino que además, puede mejorarlas y/o potenciarlas para superar cualquier deficiencia de las mismas. No se debe confundir con el oftalmólogo, que es una especialidad médica que estudia y trata las enfermedades del ojo y sus anexos (párpados, sistema lagrimal, músculos oculomotores…). El optometrista se ocupa de la función y el oftalmólogo de la patología. Un ojo puede ser perfectamente sano y funcionar mal. De ahí que muchas veces se enmascaren disfunciones visuales en exámenes no propiamente optométricos, ya que un ojo sano a priori puede tener alguna disfunción no evaluada de manera adecuada. Un niño puede ver muy bien de lejos, pero no enfocar de cerca, teniendo el ojo sano, por ejemplo.

Hemos estado hablando del proceso de aprendizaje pero, ¿qué entendemos como aprendizaje? Nosotros estamos inmersos en un entorno, del cual emana multitud de estímulos que percibimos por los diferentes canales sensoriales. Frente a estos estímulos nosotros damos una respuesta. Si la respuesta es beneficiosa, de manera voluntaria o involuntaria, la almacenaremos en nuestra memoria para que frente a un estímulo similar podamos recuperarla para ir optiomizando nuestros recursos y respuestas. Por ejemplo, si un bebé entrecierra los ojos o frunce el ceño frente a una iluminación directa y esa respuesta le ha servido para aliviar la molestia frente a la luz, lo repetirá ante una nuevo deslumbramiento. Así que para aprender necesitamos de un estímulo, la memoria, una respuesta y un procesamiento adecuado. Si falla alguno de estos pilares, posiblemente mi aprendizaje se vea afectado de manera negativa.

Y ahí radica la importancia de la visión. Si la vía de entrada del estímulo, es errónea o hay una respuesta no adecuada, el proceso de aprendizaje se ve afectado.

Os voy a dar unos datos algo desordenados, pero seguro os harán llegar a una conclusión:

• El 80% de la información que recibimos durante el día, proviene de la visión
• Los exámenes visuales “Standard” nada más detectan un 5% de los problemas visuales
• La vía visual consume una tercera parte del gasto energético total de nuestro cerebro.
• Eso es así cuando el sistema visual funciona correctamente. Cuando no funciona bien, el consumo energético es mayor
• La totalidad del aprendizaje tiene lugar en el cerebro
• Entre un 15 y un 30% de los niños con problemas de aprendizaje, tienen problemas visuales.

Centrándonos ya en el aprendizaje escolar, nuestros pequeños empiezan, hasta los seis años, a aprender a leer. Sin embargo a partir de los 6 años, deben leer para aprender. Pero ¿quién nos asegura que tienen el sistema visual lo suficientemente desarrollado, y con las habilidades necesarias para poder afrontar esta etapa tan crucial para su formación académica y personal? ¿cuántos de los lectores de este post puede asegurar que sus hijos tienen una función acomodativa (de enfoque) adecuada para la lectura, por ejemplo? ¿o si tienen una visión en 3 dimensiones adecuada? ¿o perciben el color de manera correcta? Seguramente sospechemos o deseemos que sea así, pero no tenemos la certeza ya que no se le ha practicado un examen adecuada para ver el estado de su visión. Si un niño quisiera hacer, por ejemplo, fútbol, alguien experto en la materia, después de ver la destreza que tiene con el balón, podría “calificar” que dotes tiene para el fútbol ¿cierto? ¿lo hemos hecho para la visión de nuestros escolares? Desgraciadamente no es así. A nuestros escolares les presuponemos ciertas habilidades visuales que son necesarias para un correcto aprendizaje a través de la lectura por ejemplo, que nadie ha evaluado.

Pocos saben que es necesario evaluar la visión de un niño antes de los 6 meses, o la importancia del entorno en la visión, o la higiene visual, fundamental para evitar problemas visuales. O cómo influye una alimentación inadecuada, o cómo interfiere un uso desmedido de una pantalla de ordenador.

Dotamos a nuestros hijos de los mejores libros, de los mejores profesores, de la mejor alimentación, de las mejores zapatillas para hace deportes… pero nos olvidamos de que una de las herramientas que más usará y más determinante es el proceso de aprendizaje, como es la visión, no ha sido evaluada adecuadamente, procurando un diagnóstico y tratamiento acorde a su situación. Cuando un adulto se queja de un problema visual, lo explica de una manera concreta, vehemente, concisa…

Pero ¿y un niño? ¿cómo explica un escolar que le molesta leer? ¿o que no puede enfocar rápidamente una palabra? ¿o qué agudeza visual es la adecuada para su edad? Si un niño le cuesta leer, lo más seguro es que no se queje, simplemente intente evitarlo (abandono de la tarea, “niño vago”…) Como educadores, padres, y profesionales dedicados a nuestros escolares, nuestra obligación es proveerlos de las mejores condiciones para su aprendizaje en la escuela y en la vida.

Somos profesionales de la visión. Y la visión es vida.

Bruno Mariñas Piñeiro
OOD col. 14543
Departamento de Visión infantil y Terapia Visual en Cottet
C/Serrano 31
28001 Madrid
MAD_SERR@cottet.net
http://www.cottet.com

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en APRENDIZAJE, DISCRIMINACIÓN VISUAL, EDUCACIÓN, FAMILIA, INFANCIA, Innovaciones Educativas, PERCEPCIÓN VISUAL y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s