EL ARTE, EXPERIENCIA CREATIVA PARA TRANSMITIR LAS EMOCIONES

El arte proporciona placer a todo aquel que lo lleva a cabo, y también a aquel otro que percibe esa manifestación de la actividad humana en sus múltiples visiones e interpretaciones. El arte tiene la capacidad de satisfacer el instinto creativo de todas las personas y ayuda a todos, sin distinción, a su desarrollo físico y mental. En los niños con algún tipo de discapacidad es muy significativo observar cómo su autoconfianza va mejorando según van experimentando y practicando, cómo van teniendo una mayor precisión en su motricidad fina gracias al desarrollo de algún tipo de actividad artística.

arbol-de-navidad-de-manos

Tal vez sea más fácil expresar un sentimiento, una emoción o una idea con una pintura que con las propias palabras, con un acto creativo que ayude a configurar una experiencia como algo extraordinario por la propia interpretación positiva de esa actividad que realiza el niño. Un niño que no puede manejar correctamente un pincel pero sí puede pintar con sus propios dedos, puede ser el gran y auténtico protagonista del proceso creativo y lo más importante, no necesita que nadie le asista para pintar con sus dedos, nada se le va a caer al suelo y seguro que todo estará bien, haga lo que haga. Es el capitán de la nave con la que navega por su imaginación.
Y lo que puede subyacer en una sencilla pintura es el acto de la comunicación, comunicación con los demás y comunicación con uno mismo. El aspecto intrapersonal cobra una nueva dimensión, los signos del lenguaje NO condicionan ahora y es libre para expresar las emociones sin barreras que limitan y reducen las posibilidades de trasmitir aquello que realmente se siente. Los niños se valen de la pintura como un instrumento de comunicación unido a un sentimiento de autoidentificación que les sirve para construir una imagen de sí mismos y una identidad personal. En este sentido es aconsejable que modelen con barro o pinten con dedos para que exista una sensación física unida a la elaboración de sus obras. Poco a poco los niños irán aumentando su confianza y cuando tengan delante de sí una hoja de determinadas dimensiones, se irán ajustando a ellas, en una sana disciplina creciente, y disfrutarán eligiendo materiales y colores.
Esas obras deben ser expuestas. Debe reconocerse el trabajo llevado a cabo, los niños sabrán así que su trabajo llega a los demás y esto les ayudará a fortalecer su sentimiento de realización… y cuando empleen su tiempo en estas actividades, sabrán que tendrán reconocimiento y que serán apreciadas, y disfrutarán con su elaboración para sí mismos y para los demás. El arte se define como la virtud, disposición y habilidad para hacer algo.

  • ¿CÓMO ENSEÑAR LA TÉCNICA?
    Conviene secuenciar muy claramente cada actividad en distintas fases. Como es lógico, la técnica utilizada se presentará de manera adecuada a cada niño o grupo de niños en función de su experiencia acumulada y evidentemente de su desarrollo. Es muy aconsejable tener a la vista una muestra de cada una de las fases (por ejemplo, esponjas que se van recortando para hacer estampaciones) para que los niños puedan ir identificando las secuencias según se va avanzando y se motiven a la vista de los resultados que se pueden ir identificando. Es muy recomendable que los procesos sean muy sencillos y con resultados fácilmente identificables y bastante inmediatos, para que todos se animen pronto y quieran participar. Para aquellos niños que estén muy afectados, se puede preparar la última fase del proceso con la finalidad de que sencillamente hagan la estampación con la esponja ya pintada y puedan realizar ese trabajo tan creativo y satisfactorio con un mero movimiento.
  • ¿QUÉ HA OCURRIDO CUANDO NO HAY ÉXITO?, ¿QUÉ HA OCURRIDO CUANDO SÍ HAY ÉXITO?
    El conocimiento de las causas del éxito o del fracaso de la actividad se configura como un elemento fundamental para poder seguir creciendo en nuestra labor: El análisis sereno de lo que ocurre. Saber si se ha llevado a cabo una planificación correcta de la actividad, si había una luz y una temperatura adecuadas, si los estímulos fueron suficientes, si la demostración realizada fue capaz no de llegar realmente a los niños, si la dificultad de la tarea era la adecuada, si nuestros gestos fueron los oportunos, si nuestros movimientos, si nuestras expresiones realmente han ayudado… saber contestar a la siguientes preguntas: ¿los niños han disfrutado?, ¿qué beneficio han obtenido? y, en definitiva, saber el alcance, el impacto de nuestros diseños de actividades en su desarrollo como elementos claves para mejorar día a día.

Visita:

http://www.monografias.com/trabajos87/arteterapia-personas-discapacidad/arteterapia-personas-discapacidad.shtm

http://fundacionbelen.org/proyectos-europeos/terapia-del-arte/

http://federacionnacionalartediscapacidad.blogspot.com.es/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CREATIVIDAD, DIBUJO INFANTIL, ESTIMULACIÓN, IDENTIDAD, INCLUSIÓN, INFANCIA, MOTIVACIÓN, PENSAMIENTO CREATIVO, PERSONALIDAD, TRABAJOS MANUALES, VALORES y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s