Cuando el lenguaje se convierte en un problema. Atelma en ABC Familia, colaboración con Laura Peraita.

http://www.abc.es/familia-padres-hijos/20150409/abci-trastorno-lenguaje-201503191523.html

Os dejo un interesante resumen sobre un trastorno que afecta a un importante número de niños, TEL (Trastorno Específico de Lenguaje) y sobre ATELMA (Asociación de Trastorno Específico de Lenguaje de Madrid). He tenido ocasión de impartir durante varios meses un taller de Educación Emocional, una preciosa experiencia dentro de esta asociación tan comprometida.

Padres e Hijos / Trastornos

Día 09/04/2015 – 02.23h

Así afecta el trastorno específico del lenguaje a los niños

Cuando el lenguaje se convierte en un problema

El TEL (Trastorno Especifico del Lenguaje) es una afectación en el desarrollo del lenguaje. Los niños que lo padecen tienen problema en la comprensión y/o expresión del lenguaje, no lo aprenden de forma natural como el resto de las personas.

Para ellos el lenguaje es un esfuerzo. Muchas veces no son conscientes de que no han entendido alguna palabra. No saben contar sus deseos, gustos o miedos. Cuando una familia nota que su hijo/a con 2 años y medio no entiende órdenes sencillas o no habla, debe acudir al pediatra.

«En muchas ocasiones nos encontramos con pediatras que cuando les contamos que hemos observado dificultades en el leguaje de nuestros hijos, nos responden que “ya hablará, cada niño tiene su ritmo”. Creemos —asegura Esther González, presidenta de Atelma (Asociación Trastorno Específico del Lenguaje de Madrid)— que es muy necesario realizar una valoración para tener diagnósticos tempranos».

El problema es que pueden pasar muchos meses hasta que estos padres logran saber el nombre del enemigo: Trastorno Especifico del Lenguaje.

Atelma está formada por más de 70 familias asociadas con hijos desde los 4 años hasta los 20. Todas ellas consideran que faltan profesionales de terapia ocupacional que puedan ayudar a mejorar aspectos relacionados con la funcionalidad.

Principales problemas y demandas

Las personas con diagnóstico de TEL pueden tener problemas en distintas áreas que pueden estar más o menos relacionados con aspectos lingüísticos. Por ejemplo, en las actividades de la vida diaria básicas (alimentarse, vestirse, asearse) o instrumentales (hacer tareas domésticas), en juego y/o selección y realización de actividades de ocio… o en las destrezas sensoriales, motoras o cognitivas que posibilitan tener un desempeño adecuado en el día a día.

Tambien demandan que sus hijos tengan logopedia a diario, puesto que, en estos momentos, son las familias las que si quieren sacar a los hijos adelante deben pagar las terapias, y hay muchas familias que no pueden, con lo que en la familia crea mucha frustración y dolor.

En educación hay muy pocos apoyos. Desde Atelma aseguran que los niños necesitan maestros de audición, lenguaje y de pedagogía terapéutica en los centros escolares. «Hay colegios en los que estos profesionales están compartidos hasta en tres centros. Necesitamos que en las escuelas los maestros les adapten el lenguaje haciéndoselo más sencillo y corto», apunta Esther González.

Atelma tiene dos logos: uno es la A de Atelma, y el otro un niño y una niña que dicen: «Pídeme que te mire a los ojos, háblame despacio y háblame con frases cortas».

La presidenta de Atelma explica que el niño mire a los ojos de la persona que le habla «es importante para que sepa que le está haciendo caso. También se les debe hablar despacio y con frases cortas porque quienes no tienen este problema de lenguaje hablan muy rápido y los afectados por el TEL tienen que guardar en su cabeza lo que se les dice, además de intentar buscar las palabras de lo que van a contestar».

Para ellos es muy duro, por ejemplo, cuando se producen interrupciones al hablar. El cerebro de una persona no afectada sabe predecir cómo va a terminar la frase que no se ha terminado, pero para ellos es difícil porque cuando se quiere dar cuenta la conversación ha cambiado y él está todavía en la primera conversación.

Desde hace cinco años, en Atelma se organiza cursos gratuitos para los profesionales que trabajan con estos niños y así transmitirles todo lo que necesitan. «Creemos que hay que tener información y formación sobre un trastorno para poder actuar y ayudarles a que puedan seguir evolucionando positivamente», asegura esta experta.

Su actitud en el patio de recreo

Añade que también resulta fundamental trabajar en los patios de recreo con estos chavales. «Tienden a jugar solos porque no entienden las reglas del juego. En la guía de familias de Atelma, que se puede descargar gratuitamente desde la página web, hay un programa de patios. Este programa es de una maestra de audición y lenguaje del CEIP Palomeras Bajas. Es importante que si no hay recursos suficientes se intente llevar a cabo, por lo menos, una vez a la semana».

En Atelma se reúnen el tercer domingo de cada mes y cuentan desarrollan distintas actividades como ludoteca, musicoterapia y un taller de inteligencia emocional impartido por la psicopedagoga Ana Roa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ATELMA, PUBLICACIONES EN ABC y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s