“LAS BATAS BLANCAS” extracto de mi libro ¡Vive la Vida!, capítulo 14

Aunque cada vez es más frecuente encontrarse con salas y hospitales donde la parte dedicada a pediatría está decorada con dibujos, muñecos, colorines y cierto material para hacer más amable la estancia a los niños, podemos afirmar que uno de los miedos más extendidos entre los pequeños es el miedo a las “batas blancas”, médicos y enfermeras que por muy cariñosos y voluntariosos que sean, no dejan de representar a alguien generalmente extraño que, de alguna manera, puede hacer pasar a los niños por una situación no demasiado agradable.

Bata blanca                    vivelavida

Es cierto que ciertos temores son bastante generales, casi todos los niños muestran cierto recelo por los médicos y enfermeras, sobre todo si recuerdan los momentos de las vacunas o inyecciones, y es muy común que los niños en el entorno de los 6 años, con una imaginación a flor de piel y ya ciertas experiencias a sus espaldas, sientan que los médicos son más una amenaza que una ayuda. Para ellos es alguien muchas veces desconocido que aborda su entorno y que puede alterar su día a día, pero desde el punto de vista evolutivo ese sentimiento es algo normal que no tiene por qué tener más trascendencia en el futuro.

¿Por qué aparecen estos miedos?
La combinación que se produce cuando el niño no sabe muy bien qué va a pasar cuando esté con el médico (puede que le separen de sus papás) y los típicos temores a los extraños en la edad , suponen una mezcla que precipita este tipo de miedos; tienen lugar sobre todo cuando existen unas experiencias previas que hayan dejado algunas secuelas, tales como una intervención quirúrgica que haya llevado consigo un periodo prolongado de convalecencia, un accidente… y también cuando los propios mayores utilizan la figura del médico como la del “coco” al que llevarán al niño si no come para que le pongan vitaminas con una jeringuilla. Así tal vez conseguiremos que el niño coma ese día, pero no le estamos haciendo un favor cara a los momentos en los que realmente tenga que acudir a consulta. Por otra parte alguna película no adecuada para su edad, algún programa no apropiado para niños en los que se haga alguna referencia al mundo sanitario desde una óptica morbosa o agresiva, pueden generar en el niño sensaciones desagradables y de angustia fácilmente evitables si mantenernos una correcta selección de los programas que ven nuestros niños. Su fantástica imaginación puede jugarles malas pasadas y debemos tener mucho cuidado con ello.

http://vivelavidaanaroa.com/vivelavida.com/index.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ESCUELA DE PADRES, FAMILIA, INFANCIA, PSICOLOGÍA EVOLUTIVA y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s