ESCUELA DE FAMILIAS: “TRATAMIENTO DEL SUEÑO INFANTIL”en LOS SOLETES

SOLETES

Día 19 de febrero de 2019,  a las 17:00 horas

CONTENIDOS: 

  • EL SUEÑO INFANTIL COMO NECESIDAD FÍSICA Y PSICOLÓGICA 

En los primeros tres meses de vida la madre desempeña un papel muy importante al actuar como elemento organizador y estimulador del sueño de su bebé. Es ella quien ayuda al niño a ajustar los momentos de sueño y vigilia y la adecuación de estos mecanismos a otros niveles de funcionamiento. Por tanto, podemos hablar del paso de la necesidad de dormir puramente física a un plano más psicológico, donde las ansiedades acumuladas en el día a día van diluyéndose por ese contacto con la madre. Este contacto con la madre y la facilitación de estos procesos del descanso permitirán unos vínculos de apego más seguros. Es aquí donde el sueño deja de ser solamente una necesidad y pasa a ser una conducta pues gestiona el entorno interno y externo de manera consciente o inconsciente según las circunstancias que vayan afectando el psiquismo del niño. Todas las experiencias que los niños viven cuando están despiertos: jugar, pensar, fantasear… volverán a reproducirse a la hora de dormirse, porque el sueño es un gran metabolizado de vivencias y puede impedir angustias o conflictos.

  • PESADILLAS Y TERRORES NOCTURNOS 

No hay que confundir los terrores nocturnos con las pesadillas. ¿Cómo diferenciarlos? ¿Cuáles son las causas de estos trastornos y cómo evitarlos? ¿Cómo hay que actuar en ambos casos?

Con mayor o menor frecuencia y en algún momento de su vida, todos los niños sufren pesadillas y terrores nocturnos. Son manifestaciones consideradas normales en las distintas fases de crecimiento y que, tarde o temprano, desaparecen.

Sin embargo, es importante distinguir entre pesadillas y terrores nocturnos, porque se deben a diferentes causas, se manifiestan en diferentes períodos de la noche y no deben afrontarse de la misma forma.

  • EL PASO DE LA VIGILIA AL SUEÑO 

El sueño desempeña un papel muy importante  en la vida del niño por lo que crear una rutina de sueño acostándose a la misma hora aproximadamente y con las mismas actividades: Baño con agua templada, cena saludable prescindiendo de alimentos azucarados, cepillado de dientes y lectura de cuento en compañía del papá o de la mamá… introducirá a los más pequeños en una auténtica ceremonia. El acompañamiento de una luz tenue y de una almohada cómoda para lograr el descanso tan necesario después de todo un día de energía, la música lenta y agradable junto a su peluche preferido son elementos indispensables para favorecer todo este proceso además de nuestra despedida cariñosa: “Buenas noches” que reafirma la sensación de seguridad de nuestro pequeño. ¿Qué ocurre cuando este ritual no funciona? 

ANA ROA, Pedagoga especialista en psicología Infantil (Móvil 619 618 345)

Blog: https://roaeducacion.wordpress.com/

Esta entrada fue publicada en AUTONOMIA, CALIDAD EDUCATIVA, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN EMOCIONAL, EMOCIONES, ESCUELA DE PADRES, ESCUELA INFANTIL, FAMILIA, INFANCIA y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s