ESCUELAS DE FAMILIAS en Jardín Infantil

Cartel Escuela

Os dejo algunos apuntes:

Soy respetuoso con mi hijo o con mi hija cuando:

–         Tomamos decisiones consensuadas si los temas son adecuados a su edad.

–         No hago comentarios o críticas que puedan humillarlo.

–         Escucho sus opiniones y si son diferentes a las mías intento dialogar para llegar a un acuerdo.

–         Busco su colaboración en las tareas en lugar de una mera imposición.

–         Estoy seguro de que todas sus necesidades básicas están cubiertas.

–         Le permito cierto grado de intimidad en las cosas que él considera “sus secretos”.

 

Una educación basada en el respeto implica: 

–         “Establecer unas pautas educativas claras y hacer que se cumplan” (estas reglas no dependerán de nuestro estado de ánimo).

–         “Respetarnos entre nosotros, los propios adultos” (cuidado con los comentarios dañinos y las amenazas).

–         “Reflexionar sobre situaciones que impliquen faltas de respeto y subsanarlas” (insultos, burlas, gritos, ruidos fuertes…)

–         “Practicar los buenos modales y las normas de cortesía” (las “palabras mágicas” son muy importantes).

–         “Asignar responsabilidades a todos los miembros de la familia y lograr que se cumplan por respeto a los demás” (si no nos responsabilizamos de nuestras tareas alguien tendrá que hacerlas en nuestro lugar).

–         “Respetar las diferencias que existen entre las personas” (aceptaremos las formas de pensar y de vivir de los otros, aunque no las compartamos)

–         “Cuidar y conservar el ambiente en el que vivimos”

 

Conflictos a la hora de decir “NO”:

  • Se evita decir NO: cuando se piensa que la reacción del hijo o hija va a ser negativa, y mantener el NO va a ser muy costoso emocionalmente.
  • Se dice NO, pero luego es sí. Es decir, aparece la incoherencia, se miente y con ello generamos inseguridad y más conflicto.
  • Se dice NO, pero con mucha alteración emocional. La responsabilidad se fomenta al lado del control emocional, y no del temor o la culpabilidad.
  • Se dice NO en situaciones que los adultos no tienen el control. Y con ello aparecen nuevos conflictos, mentiras, chantajes, manipulaciones
  • Decir demasiados NO.
  • Dar excesivas explicaciones y justificaciones para convencer de por qué se dice NO.
    Guía práctica para padres y madres. Resolución positiva de conflictos. CEAPA.      Antonio Ortuño Terriza

    El objetivo de decir NO a nuestros hijos e hijas no es que nos hagan caso, sino que aprendan el autocontrol necesario para decirse NO a sí mismos en un futuro. Ayudar a ese cerebro a anticipar los riesgos para saber gestionarlos.

 

Esta entrada fue publicada en CELEBRACIONES, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN EMOCIONAL, ESCUELA DE PADRES, ESCUELA INFANTIL, FAMILIA, IDENTIDAD, INFANCIA, PERSONALIDAD, PSICOLOGÍA, PSICOLOGÍA EVOLUTIVA, RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s