Lo que debes y no debes hacer si tus hijos son demasiado exigentes y 6 errores que cometemos cuando decimos NO a nuestros hijos. Colaboraciones en conmishijos.com

Exigir o pedir, enséñales a diferenciarlo

En ocasiones, cuando nuestros hijos se comportan de manera exigente, nos sentimos impotentes e incluso avergonzados, de hecho, si su forma de pedir las cosas es inadecuada y nos encontramos en un lugar público, empezamos a alterarnos. Sin embargo, es muy importante que no cedamos a sus condiciones siempre que lo solicite por temor a hacerlo enfadar, es necesario modificar su conducta y ayudarles a ser menos exigentes y a ser más amables con los demás pues, muchas veces serán ellos quienes deban acostumbrarse a realizar favores a los demás.

Una llamada al “esfuerzo”

Actualmente nos encontramos ante una sociedad diferente y “a golpe de click” que no facilita la?llamada “Cultura del Esfuerzo“. No obstante, los primeros años son ideales para educar a nuestros hijos en el trabajo y en el esfuerzo. Para que nuestros pequeños entiendan el significado de estas palabras debemos dar importancia al proceso a la hora de conseguir un objetivo… los resultados vendrán después porque una cosa llevará a la otra. Las fortalezas que ellos poseen, la satisfacción de una tarea bien hecha y las razones para realizarla con calidad, serán determinantes a la hora de entender qué significa esforzarse y ser perseverantes.

Sigue leyendo en https://www.conmishijos.com/educacion/comportamiento/lo-que-debes-y-no-debes-hacer-si-tus-hijos-son-demasiado-exigentes/

Conflictos a la hora de decir NO y cuándo es necesario decirlo

Actualmente debido al ritmo frenético, la ansiedad y las prisas del día a día, los padres intentan compensar cualquier deseo o necesidad de los hijos con cierta desmesura evitándoles cualquier dificultad o contratiempo. El resultado es una percepción errónea del niño que se cree incapaz de resolver los problemas por sí mismo. Protegiendo en exceso podemos perjudicar mucho más que beneficiar; debemos tener en cuenta que el niño no vive aislado, está en situación de riesgo, expuesto a peligros que debe afrontar y que le servirán de trampolín para seguir evolucionando en su desarrollo personal. La realidad cotidiana ofrece momentos de alegría, pero también decepciones… y ellos, dueños de sus sentimientos y pensamientos, desarrollarán recursos y estrategias para afrontar metas complejas. 

La tolerancia a la frustración y la participación en las tristezas y en los placeres de los que le rodean propiciarán que comience a descubrir el rol que va desempeñando en su entorno social.

El “no” es una de las palabras más fuertes, poderosas y potentes que tenemos en nuestro vocabulario. Decir “no” a veces se hace necesario por lo que conviene saber cómo hacerlo sin que nuestro mensaje resulte autoritario; ofreciendo alternativas y?buscando formas positivas y constructivas de transmitir una idea.

Sigue leyendo en https://www.conmishijos.com/educacion/valores/6-errores-que-cometemos-cuando-decimos-no-a-nuestros-hijos/

Esta entrada fue publicada en ASERTIVIDAD, CALIDAD EDUCATIVA, CONDUCTA, CONSUMO, EDUCACIÓN, EDUCACIÓN EMOCIONAL, EMOCIONES, ESCUELA DE PADRES, FAMILIA, HABILIDADES SOCIALES, PORTALES EDUCATIVOS y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s